Volver al listado del Blog limpieza en laboratorios

Trucos para asegurar una buena limpieza en el laboratorio

¿Sabes cómo realizar adecuadamente la limpieza en el laboratorio? Aquí te dejamos los mejores trucos para que los apliques en el tuyo.


El trabajo en un laboratorio conlleva  la manipulación de diversos agentes que pueden ser contaminantes como: virus, microorganismos, bacterias, etc. Sin duda, la adecuada limpieza y desinfección en los laboratorios es esencial para conseguir que las investigaciones y productos tengan éxito.

Además, la limpieza es necesaria para velar por la salud de los trabajadores, ya que, determinadas sustancias exigen un control exhaustivo y un entorno completamente controlado y esterilizado para poder manipularse. 

Una buena limpieza minimiza los riesgos del personal de sufrir alguna enfermedad provocada por la exposición a estos agentes. 

El personal de laboratorio, debe ocuparse de muchas tareas simultáneamente. En este aspecto, ocuparse de la limpieza, puede ser confuso por no saber cómo organizar este trabajo, o, puede entenderse como una pérdida de tiempo.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, hay ciertos trucos y rutinas que puede aplicar el personal de laboratorio para hacer más sencilla y efectiva la tarea de la limpieza en sus espacios de trabajo.

En este artículo, te contaremos los mejores trucos y procedimientos para conseguir los mejores resultados de limpieza en el laboratorio.

¡No te lo pierdas!

Procedimientos adecuados para la limpieza en el laboratorio

Algo muy útil, es establecer una rutina de limpieza, con unas pautas determinadas. De esta forma, siempre se seguirá el mismo sistema y se conseguirá crear un protocolo de limpieza. 

Por supuesto, este protocolo, aunque debe regirse por normas comunes de limpieza en estos espacios, debe de poder adaptarse a las necesidades y características de tu laboratorio.

A continuación, te presentamos un ejemplo de rutina que puede serte muy útil:

  1. Comienza por limpiar aquellos materiales que estén en el suelo del laboratorio con escobas o haragán para eliminar cualquier residuo. Debes de retirar siempre los materiales desechados en la bolsa de eliminación de residuos que le corresponda, de acuerdo a las normas de seguridad. Te recomendamos que, si no la tienes, establezcas una diferenciación muy evidente y precisa de los desperdicios, para que tu personal siempre tenga claro donde debe desechar cada cosa.
  2. Posteriormente, pasa a la limpieza de los escritorios, mesas de trabajo, sillas y estanterías. La desinfección de estas superficies se deberá realizar con un paño humedecido en una solución desinfectante de hipoclorito al 0,5% para conseguir una limpieza más profunda que elimine todos los agentes contaminantes.
  3. Vuelve a limpiar el suelo. Esta vez, se llevará a cabo con una solución jabonosa que nos permitirá limpiar toda la superficie. Además, se deberá  utilizar también la misma solución desinfectante que usaremos en los escritorios para terminar de desinfectar todo el suelo.
  4. Limpia  las paredes, ventanas y persianas mediante el uso de un paño con detergente y, luego, con la solución desinfectante para evitar que las bacterias queden en cualquier espacio.
  5. Limpia  los gabinetes que contengan los productos químicos. Para ello, deberán retirarse con cuidado, empleando guantes y mascarillas, para evitar cualquier exposición peligrosa y, después, se desinfectará con la solución desinfectante correspondiente.
    Nueva llamada a la acción

Exhaustiva limpieza del material de laboratorio

Asimismo, es imprescindible que el material de laboratorio esté siempre limpio,  desinfectado y esterilizado mediante los métodos adecuados.

Es recomendable que la limpieza del equipo de laboratorio se realice una vez acabada cada operación, ya que se desconocen los residuos que contiene y podría ser verdaderamente peligroso, tanto para el equipo del laboratorio como para el producto que se desarrolla por riesgo de contaminación. 

Para mantener los instrumentos de laboratorio en condiciones óptimas deberán pasar por diferentes etapas:

Limpieza

Esta primera etapa consiste en retirar todos los residuos que se han quedado adheridos a los objetos, como pueden ser sangre, determinadas muestras, productos químicos, etc. 

La limpieza de estos materiales se realiza con detergentes suaves, agua y otros productos que requieran ser utilizados como acetona o etanol

Desinfección 

La desinfección de los instrumentos del laboratorio se llevará a cabo a través de soluciones desinfectantes y otros agentes de limpieza como el cloro, con el objetivo de reducir los microorganismos o virus que hayan quedado en los equipos. 

Esterilización

Por último, la esterilización permitirá eliminar totalmente cualquier microorganismo que haya quedado después del proceso de desinfección. 

Este proceso se podrá realizar gracias a distintos métodos como por calor seco, por vapor, gas de plasma o químicos, necesitando en la mayoría de los casos los equipos y máquinas necesarias para completar este proceso de limpieza. 

Recomendaciones para asegurar una buena limpieza en el laboratorio

Puedes seguir estas recomendaciones de limpieza para conseguir que la limpieza de tu laboratorio sea lo más eficiente posible. 

  1. Realizar procesos de limpieza, desinfección y esterilización del material de laboratorio exclusivos de cada proyecto o recinto para evitar las posibles contaminaciones cruzadas
  2. Terminada la jornada laboral deberá llevar a cabo el proceso exhaustivo de limpieza en el laboratorio, pero, también será preciso realizar la limpieza antes de comenzar la actividad diaria y durante la jornada.
  3. Es recomendable que la limpieza, tanto del laboratorio como de su instrumental, se lleve a cabo por un personal altamente cualificado y especializado en la materia, dados los riesgos asociados a estos espacios.

Una solución idónea son las empresas Facility Services que se ocupan de realizar este trabajo por ti, proporcionándote servicios especializados de limpieza de tus laboratorios, ya que cuentan con la tecnología y maquinaria necesaria para llevar a cabo el mejor servicio posible.  

¡Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad! Si quieres conocer más sobre cómo mejorar la  limpieza en el laboratorio, puedes consultar nuestro blog

Posts relacionados